Historia de Rotaract Club de Paraná

Contaba la leyenda que el Rotaract Club de Paraná fue fundado, según consta en la carta constitutiva, el 3 de diciembre de 1984, con la firma del entonces presidente de nuestro Rotary Club patrocinador, el señor Luis Cura, y su secretario, José Andrián.

Poco se sabe de aquellas épocas, ya que la mayor parte de la información fue quemada en el incendio ocurrido en el “Boliche del Gringo” del amigo rotario Miguel Ángel Cuadra, ya que allí se guardaban entre otras cosas las actas del club.

Sólo se salvaron en aquella ocasión la carta constitutiva y el libro de actas que va desde el 10 de marzo de 1990 hasta el 17 de diciembre de 1994, constituyéndose de esta manera en la información directa más antigua de la que se tenía conocimiento.

Sin embargo, el 13 de febrero de 2003 fue recibido a la dirección electrónica de nuestro club una carta de una oyente de nuestro programa de radio “Rotactiva”. La señora Laura Suárez nos cuenta que en una fecha que no puede precisar del año 1972, el rotario Luis Simonutti, de nuestro club rotario patrocinador, motivó a un grupo de jóvenes a formar el primer Rotaract Club de Paraná. Los socios fundadores fueron Alberto Geralnik (primer presidente de nuestro club), su hermano, Carmen Lacognata, Celia Lacognata, su esposo, Nora Cabrera, Liliana Petrucci, y Maria Delia Cuello.

Ellos se interiorizaron sobre el programa Rotaract gracias al apoyo del ya formado Rotaract club de Santa Fe.

Los fundadores se reunían en el Centro Comercial de calle 25 de Mayo, y entre sus mayores proyectos se destaca la ayuda al hogar Ángeles Custodios, en épocas que nadie lo conocía y que ni siquiera contaba con asociación cooperadora.

A partir de allí no tenemos más información hasta el año 1990.

Nuestro club vivió momentos de auge y caída, fue así como en junio de 1993, nuestro club parecía desaparecer, sólo quedaban 2 socios. Por ese motivo, al mes siguiente se formó una comisión de rotarios y 3 rotaractianos (debido a que se retira una de las renuncias), quienes evalúan los pasos a seguir. Una de las decisiones que se tomaron fue elegir a Sebastián Mansilla como presidente 1993-1994. A partir de allí el club comienza a crecer en socios, en capacitación, en proyectos en cada uno de los comités de servicio. Poco a poco se va forjando y cada vez con más fuerza, el cumplimiento de los objetivos de todo club rotaractiano entre los cuales se encuentran: desarrollar condiciones de liderazgo y habilidad profesional, ofrecer oportunidades para actividades a nivel personal o de grupo para prestar servicio a la comunidad y promover la comprensión internacional y la buena voluntad entre los pueblos de todo el mundo.

Del libro de actas de 1990 a 1994 hemos extraído algunas anécdotas de diversa índole, que a continuación detallamos:

• Acta n° 224, 10 de marzo de 1990: con motivo de le hiperinflación, se fija el valor de la cuota mensual al equivalente del precio de un paquete de cigarrillos Marlboro, que ese día costaba 2.500 australes. En esa época las reuniones se realizaban en la sede del Club Social.
• Acta n° 227, 7 de abril de 1990: se compran útiles para la escuela Rudecindo Alvarado. Se conforma una comisión para redactar el reglamento del club. (El reglamento es finalmente redactado y aprobado en el período 2000-2001, 10 años después...)
• Acta n° 229, 12 de mayo de 1990: Se asigna al club el cobro de entradas para el TC2000 para el día 1ro de julio de 1990.
• Acta n° 231, 2 de junio de 1990: Se entregan a la escuela Rudecindo Alvarado 94 pares de zapatillas y útiles escolares. Se envían cartas a distritos de Australia, Canadá, España, Inglaterra, Méjico, Chile y a Bariloche.
• Acta n° 232, 9 de junio de 1990: recibimos vistas de Piracicaba, Brasil.
• Acta n°237, 21 de julio de 1990: Se planea llevar a cabo una asamblea para decidir la realización del ERAUP a cargo de nuestro club. En dicha asamblea se decidió organizar el ERAUP 1991.
• Acta n°241, 18 de agosto de 1990: Se discuten las dificultades de llevar a cabo el ERAUP en Paraná.
• Acta n°243, 1° de setiembre de 1990: Se cancela el pedido a la escuela rural Alberdi para la realización del ERAUP.
• Acta n°245, 15 de setiembre de 1990: Se recibe la visita de 7 representantes distritales de Rotaract (incluyendo el de nuestro distrito), que se encontraban en Paraná reunidos con autoridades rotarias para tratar la visita del presidente de Rotary International. Ellos fueron: Gabriela Fiorenza (D483), Andrea Sivera (D488), Mario Anquerof (D439), Gustavo Adamec (D482), Adrián Merola (479), Patricia Asumi (489) y José Avelino (496).
• 13 y 14 de Julio de 1991: Se realiza una asamblea bidistrital en la escuela Alberdi, organizada por nuestro club.
• Acta n°307: 26 de junio de 1993: Nuestro club parece desaparecer. Hay renuncias en masa. No se detallan motivos. Se da por finalizada la tesorería utilizando $302,00 para el envío de libros al Rotaract Club de Concordia, y con el resto se compran diccionarios para la escuela “El Brete”. Quedan 2 socios. Cabe destacar que aunque no figura en actas se ha pedido información al respecto de que sucedió en aquella oportunidad, principalmente para evitar que suceda nuevamente, pero ninguna de las personas que hemos contactado que hayan participado de dicho hecho desean comentarlo.
• Acta n°308, 15/07/1993: Se forma una comisión de rotarios y 3 rotaractianos (se retira una de las renuncias). Se evalúan los pasos a seguir.
• Acta n°309, sin fecha: se constituye una nueva junta directiva, los 3 rotaractianos que quedaron y muchos nuevos invitados. Se elige a Sebastián Mansilla como presidente 1993-1994.
• Acta n°313, 14/09/1994: se recibe capacitación sobre conductas adictivas para realizar un proyecto sobre drogadicción.
A partir de allí el club comienza a crecer en socios, en capacitación, en proyectos. Poco a poco se va volviendo más formal, tal como fue en sus orígenes (nos referimos a 1984). Las actas se empiezan a llevar nuevamente en todas las reuniones.

En el año 2000 se realiza el festival cultural solidario “Paraná Vive” que recibió el reconocimiento 2000-2001 al proyecto sobresaliente de América Latina, otorgado por Rotary International.

Por esas fechas, y especialmente en el verano 2000-2001, el club pasa su “límite” de 18 socios, que a pesar de una constante incorporación de nuevos miembros, siempre se producía un equilibrio con gente que se retiraba por diferentes motivos. El club contó con aproximadamente 18 socios durante más de 3 años pero a partir de allí comenzó a crecer hasta alcanzar los 28 socios en el período 2002-2003. Este crecimiento se debe en gran medida a un puñado de socios que encararon a nivel personal la tarea de incrementar la membresía, invitando amigos, compañeros e incluso desconocidos. Esto se realizó de manera personal, o a través de ICQ (software para charlas por Internet), además de una continua aparición en los medios promocionando nuestras actividades y la carta semanal por correo electrónico que reciben 2000 paranaenses.